BogotáNacionalPolíticaUncategorized

Santos pateará el tablero de la democracia, para salvar a Lleras y a Peñalosa.

Santos está cocinando una arbitrariedad para detener la revocatoria de Peñalosa y hacerle el mandado a su exvicepresidente y ahora candidato Germán Vargas Lleras.


Mucho se ha dicho de la relación entre Santos y Vargas Lleras, algunos creen que no se llevan bien o que entre ellos hay una tensa calma producto de sus acuerdos burocráticos. Pues bien, esta semana el país pudo darse cuenta de que es todo lo contrario: son uña y mugre. El vergonzoso show en el lanzamiento de la campaña Lleras 2018-2022, fue la muestra inequívoca de que el candidato de Santos es Lleras. Transmisión por cuanto canal encontraron, chistes flojos sobre el coscorrón, Cruz de Boyacá y toda la fórmula calculada hasta el más mínimo detalle para venderle al país la idea de que Lleras no es un delfín, representante de lo más rancio de nuestra desprestigiada clase política; sino un gerente, un hacedor de origen casi bíblico.

Si les sobran 15 minutos en la vida escuchen este dialogo entre Julito y María Isabel, en el que solo les faltó decir que Germán Vargas Lleras había nacido en un pesebre, de las entrañas de una virgen, para nuestra salud y remedio.

El apoyo abierto de Santos es veneno puro, solo Peñalosa y Maduro (Dos gemelos separados al nacer) le ganan en desfavorabilidad al presidente, el pobre Humberto de La Calle, si piensa aspirar a la presidencia, tendrá que ver como se sacude a Santos y a la vez capitaliza políticamente el proceso de paz, un equilibrismo bien difícil de lograr. Mientras tanto, a Germán Vargas Lleras, su compadre Juan Manuel Santos le está haciendo todo el trabajo sucio por debajo de la mesa.

Santos es un tipo cínico como el que más, el artículo 202 de la Constitución dice sobre el vicepresidente:

El Vicepresidente tendrá el mismo período del Presidente y lo reemplazará en sus faltas temporales o absolutas, aun en el caso de que éstas se presenten antes de su posesión. En las faltas temporales del Presidente de la República bastará con que el Vicepresidente tome posesión del cargo en la primera oportunidad, para que pueda ejercerlo cuantas veces fuere necesario. En caso de falta absoluta del Presidente de la República, el Vicepresidente asumirá el cargo hasta el final del período.

Esto en resumidas cuentas quiere decir que la única función establecida en la Constitución para el vicepresidente es permanecer vivo durante el mandato del presidente, tarea en la cual Germán Vargas Lleras estuvo a punto de fallar. El mismo artículo agrega:

El Presidente de la República podrá confiar al Vicepresidente misiones o encargos especiales y designarlo en cualquier cargo de la rama ejecutiva.

Y vaya que Santos le confío una misión especial: hacer la campaña presidencial más descarada y costosa de la historia. No entraré a detallar acá el populismo de esos programas de vivienda inspirados en las Misiones Chavistas, donde el deber social del Estado se encarna en la cara de un Salvador o el uso permanente de la inocua institución vicepresidencial con fines políticos, ya habrá tiempo para escribir extensamente al respecto, pero difícilmente alguien negará que los últimos 3 años de campaña con dineros públicos fueron el altísimo pago que los colombianos tuvimos que hacerle a Vargas Lleras por no lanzarse a la presidencia en el 2014.

Santos ya está casi por encima del bien y del mal; es premio Nobel, viene el Papa a taparle el escándalo de Odebrecht y María Antonia se casó por la iglesia con un tipo regio, sin embargo, le resta un último escollo que sortear antes de dedicarse a disfrutar de su pensión en Anapoima: encaramar a su sucesor y ese sucesor no es otro que Germán “Coscorrón” Lleras.

Fotografia: Paola Castaño, tomado de: Semana

Solo una cosa se interpone entre Lleras y la segunda vuelta presidencial y esa “cosa” se llama Enrique Peñalosa. Cambio Radical no solo le dio un aval al gerente mayor de Bogotá, le dio votos efectivos, de esos mismos votos amarrados que por todo el país eligen Kikos y Oneidas. En la campaña peñalosista no hubo tranquilidad hasta que Lleras confirmó su adhesión, el cariño de los medios y la narrativa apocalíptica no eran suficientes y sin esa maquinaria radical, Peñalosa y sus amigos (Nacionales e internacionales) no habrían podido convertir el Palacio Liévano en un Business Center en el que todo lo público trabaja para enriquecer aún más a sus ‘amiguis’.

Pero la ciudad reaccionó y hoy tiene a Peñalosa contra las cuerdas: Los comités de la revocatoria, en ejercicio de su derecho y de acuerdo con la ley recogieron en dos meses más de medio millón de firmas para poder preguntarle a la ciudad si está o no de acuerdo con la continuidad del mandato del alcalde, entonces: ¿Qué podría quitarles de encima la revocatoria y darle un nuevo aire a Lleras en Bogotá?

Nada, o por lo menos nada dentro de los parámetros de lo legal, por eso el Gobierno Nacional en cabeza del presidente Santos tomó la decisión de darle una patada al tablero de la democracia y tumbar la revocatoria a las malas, así tenga que impedir todas las revocatorias del país, Santos no está dispuesto a permitir que a finales de este año, en plena campaña presidencial, el principal alfil de su compadre se convierta en el primer alcalde revocado en Colombia.

Se ha hecho público que el mismísimo ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, llamó al presidente del CNE Alexander Vega (cuota de la ñoñomanía) para exigirle que detuviera la Revocatoria de Peñalosa a cualquier precio y hasta ahora Cristo no lo ha desmentido. Lo que sí ha sucedido es que varios medios han comenzado a ambientar el golpe, seguramente esperando un partido de la Selección o la marcha uribista del primero de abril para soltarle al país el baldado de agua fría. Vean por ejemplo este artículo de la cada vez más panfletaria revista Semana: (Ver artículo)

Varios políticos muy cercanos al alcalde, hace cuatro años veían la figura de la revocatoria como una herramienta democrática y plenamente legal, hoy cuando son ellos quienes tendrían que legitimarse en las urnas cambian completamente de opinión y descalifican la iniciativa.

En 2014 al senador Carlos Fernando Galán sí le gustaba la revocatoria:

Ahora dice:

Por su parte, Uribe Turbay hace unos años opinaba esto de la revocatoria:

Parece haber cambiado de opinión:

Hasta la cuenta falsa institucional, tal vez la voz más sincera de la Alcaldía, da por hecho que no habrá revocatoria:

Tan seguro está el alcalde de que Santos le hará el favor a su compadre, que en el punto más álgido de la recolección de firmas, cuando uno de los comités ya ha alcanzado el número de apoyos necesarios y ahora busca duplicarlos para no dejar duda de la magnitud de la inconformidad ciudadana, Peñalosa volvió a subir la tarifa de Transmilenio. Por más cariño que le tenga Peñalosa a los operadores de Transmilenio, nadie con un 75% de desaprobación, en una ciudad que padece diariamente los vejámenes de ese sistema, se atrevería a darle semejante garrotazo en al cabeza a los cientos de miles de bogotanos que a diario cuentan monedas para ver si se toman un tinto o no, pero él está tranquilo, confía en que Santos va a salvarlo así tenga que llevarse por delante la democracia.
Cuándo la democracia se ve a atacada por la tiranía solo hay una respuesta posible: más democracia. Calcula muy mal Santos si cree que puede interferir en los asuntos internos de Bogotá como si está siguiera siendo una encomienda, el rotundo fracaso de Peñalosa es una prueba contundente de que ya no bastan miles de millones de pesos para enmermelar a los grandes medios, la ciudad está alcanzando su mayoría de edad y la arrogancia de este Gobierno ha logrado unificar las voces disidentes, solo falta una arbitrariedad de este calibre para que a la oposición se sumen los sectores respetuosos de la democracia pero aún alejados de la iniciativa, porque lo que planea Santos no es una afrenta contra la oposición, es una peligrosísima demostración de que este Gobierno está dispuesto a suprimir los mecanismos de participación ciudadana con tal de asegurar una sucesión al trono libre de contratiempos.

Es muy probable que se atrevan a hacerlo, al fin de cuentas son los mismos que le han dado forma este país de apariencias en el que la democracia cuando no puede ser comprada o engañada debe suprimirse; los López, los Valencia, los Gómez, los Santos, los Lleritas, etc. lo han hecho por siglos, de hecho, el primer Lleras nacido en Bogotá: Lorenzo María Lleras siendo aún adolescente, participó en la conspiración septembrina de 1828 para matar a Bolívar, así comenzó su carrera política el primero de nuestros Lleritas, quien llegaría a ser alcalde parroquial de Bogotá, parlamentario y canciller.

Lorenzo María Lleras, tomado de: Biblioteca Virtual Luis Ángel Arango

Santos, Lleras y Peñalosa siguen creyendo que con alguna cortina de humo y el apoyo irrestricto de El Tiempo, Semana, RCN y Julito la arbitrariedad pasará de agache; pues bien, esta será una buena oportunidad para ver si los bogotanos seguimos siendo los mismo sumisos de siempre, o si al fin llegó la hora de salir a la calle a protestar, pacifica pero vigorosamente, para que les quede claro que no pueden estrangular la misma democracia que les ha otorgado su poder.

Previous post

Pros y Contras de una primera línea elevada para el metro de Bogotá

Next post

¿Trenes o buses en los corredores férreos?

Carlos Carrillo

Carlos Carrillo

Director del portal Algarete.com.co. Diseñador industrial de la Universidad Nacional de Colombia (Bogotá), M.A. en Arte y diseño de la Universidad de Donghua (Shanghái)

@CarlosCarrilloA

11 Comments

  1. HECTOR J. PEDRAZA P.
    Marzo 20, 2017 at 8:03 am — Responder

    Estupenda su columna sobre los alcances de la llavería de Santos con Vargas Lleras y la de estos do iilustres “patricios” criollos con Enrique Peñalosa, apreciado Carlos. Por la claridad que arroja sobre ek tema es una pieza que amerita la mayor divulga-ción posible.Un gran abrazo.

  2. Henry Pagotti
    Marzo 20, 2017 at 10:08 am — Responder

    Pueblo dormido por la pobreza,material e intelectual.

  3. diego uribe
    Marzo 20, 2017 at 9:19 pm — Responder

    que basura periodística es esa W. les falto decir, que German ‘coscorron” lleras tenia que ser el próximo presidente!! estiércol de medio radial que tantos incautos siguen!! recuerdo cuando hablaba bellezas de Pacific Rubiales!

  4. Christian Hernandez
    Marzo 20, 2017 at 9:23 pm — Responder

    Ay CaCa como esta de desubicado: cree que va a liderar una revuelta popular y a duras penas va a alcazar las fechas y cifras de la revocatoria a Petro. La gente ya se le esta aburriendo y estan preguntando por la cantidad de firmas que faltan, imaginese cuando les toque decirle que la entrega de firmas es apenas el paso inicial y que la revocatoria no es automatica como muchos creen.

    • Carlos Alberto Ríos Monroy.
      Marzo 21, 2017 at 12:20 am — Responder

      Cacállese Christian. Baboso insolente. Tenemos la obligación histórica de no quedarnos callados.

  5. achésantero
    Marzo 21, 2017 at 5:51 am — Responder

    Muy buen artículo ante la guerra de cuarta generación que estamos sufriendo con los medios como principal arma del poder económico y político. Una invitación sr Carrillo es a que se vea la realidad de Venezuela no basados en lo que dicen los medios Colombianos de la oposición y la derecha internacional. No entiendo como una dictadura permite a los opositores viajar por el mundo pidiendo la intervención de eeuu para derrocar a un gobierno que de 20 elecciones ha ganado 18; que se llame populista a un gobierno que ha creado 19 universidades públicas gratis, que ha entregado 1 millón quinientas mil casas de minimo 65 metros cuad. construidos y dotadas; que ha entregado 3 millones cuatrocientos mil pensiones nuevas y ha creado más de 30 misiones sociales para atender a su pueblo.

  6. achésantero
    Marzo 21, 2017 at 6:10 am — Responder

    A Peñalosa lo eligió el poder político y económico de Colombia a través de sus medios de comunicación. Hoy después de un año y 3 meses sigue siendo el alcalde peor calificado del país por inepto y mal gobernante. Los ciudadanos Bogotanos debemos prepararnos para defender nuestro derecho a revocarlo en las calles, porque se viene una arremetida de todo el poder económico, político, los medios, la justicia cooptada con fiscal de bolsillo, órganos de control influenciados por Vargas Llleras para defender a este pésimo alcalde.

  7. AnalistaSocial
    Marzo 21, 2017 at 10:30 am — Responder

    Lo que es claro como se oye en el audio de la W, es que la prensa es un actor difamador, tergiversador de la realidad, fortín e instrumento político para engañar electores y montar títeres, que finalmente terminan extirpando nuestros derechos y nos ponen a disposición del mercado clientelísta y hegemónico, que gobierna al país por décadas.
    Lo que hay que lamentar, es como un grupo de ciudadanos, se dejan aún meter los dedos a la boca cuando les desdibujan actores políticos mostrando a los buenos como malos y viceversa. Hoy presas de su propio desconocimiento y tozudez, ante personajes que muchos anticiparon que serían un cáncer que está haciendo metástasis y con diagnosticado incurable, lamentan no haber aceptado razones en su momento.
    Quien lo elige es quien lo “goza”, los otros lo padecemos. Una pena cuando muchos de los hoy traicionados e indignados, salgan nuevamente a engañarse votando por candidatos de Uribe y Santos y luego no comprendan, por qué este país nunca prospera.

  8. Fernando Silva
    Marzo 21, 2017 at 2:32 pm — Responder

    El doctor Alvaro Gomez Hurtado Q.E.P.D decia “Al pueblo hay que mantenerlo entretenido para que no conspire”. El oficio de los grandes medios de desinformación es ese.
    Pueblo indolente decia la Pola.

  9. Carlos
    Marzo 30, 2017 at 12:02 pm — Responder

    ¡¡¡Fuera Peñaloser!!!

  10. Andres Vasquez
    Abril 20, 2017 at 12:28 pm — Responder

    Me encanta, vamos a despertar a esta ciudadanía ignorante y echaremos a la calle a Peñalosas Flojas, no vamos a ceder y Vargas Lleras… puede irse despidiendo de su presidencia por que nunca llegara al poder este cancerígeno señor de los coscorrones, Si Cajamarca supo elegir, por que nosotros no podemos?

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *