BogotáCiudadPolítica

Bogotá ¿Mejor para mis socios?

Por: @CarlosCarrilloA

En 1998, la ETB bajo el control del entonces alcalde Enrique Peñalosa, le entregó a una reconocida agencia de publicidad contratos por más de 47 mil millones de pesos (uno 160 mil millones de hoy). Los contratos parecen haber sido entregados a dedo; un documento en el cual uno de los supuestos participantes de la licitación asegura no haberse presentado, genera serias dudas sobre la transparencia de esta multimillonaria campaña.


 

El país ya conoce el enorme trancón de intereses del alcalde en temas de movilidad, pero la promoción de buses BRT no es el único negocio de Peñalosa. En los años 90 la familia Peñalosa participó en proyectos inmobiliarios como la construcción de la Zona Franca de Bogotá, un proyecto enorme en el que Inversiones Lindaraja (empresa familiar de los Peñalosa) participó en asocio con el hoy gerente de la vista papal y de Ciudad Río: Ignacio de Guzmán Mora.

De Guzmán, a quien le debemos el modelo de negocio de Transmilenio, es un hombre clave en la enmarañada estructura de poder de Peñalosa. No solo ha sido gerente de sus proyectos más importantes, también lo ha utilizado en situaciones en las que requiere fichas de absoluta confianza. Por ejemplo, el pasado mes de enero cuando se le entregaron a dedo los nuevos estudios del metro elevado a la firma Ingetec, el delegado de la Alcaldía no podía ser otro que el confiable De Guzmán: el padre de Transmilenío encargado de decidir sobre el metro.

Los multimillonarios contratos de la ETB en 1998

En 1998 ETB lanzó su servicio de larga distancia 07 y 007, esta exitosa campaña publicitaria estuvo a cargo de la firma Lowe and Partners SSPM (Samper, Sokoloff, Polar, Mora) hoy Mullen Lowe SSP3, “La mejor del mundo” según un artículo de Semana.

Mullen Lowe SSP3 es un verdadero gigante de la publicidad en Colombia, hace parte del conglomerado Interpublic Group (IPG) integrado por McCann, Lowe and Partners y Foote, Cone & Belding y su representante legal es el hermano de Ignacio de Guzmán Mora: Rafael de Guzmán Mora.

En el marco de la campaña de larga distancia 07 y 007, la ETB firmó con la entonces recién constituida agencia de medios Initiative Media Colombia S.A., hoy IPG Mediabrands S.A., varios contratos multimillonarios, estos contratos son extraños y parecen haber sido entregados a dedo, algo bastante usual en las alcaldías de Enrique Peñalosa.

El 21 de octubre de 1998, la ETB le entregó al feliz ganador el contrato 98100428, con objeto de contratar y administrar una pauta publicitaria por 2500 millones de pesos, unos 9000 millones de hoy.

La obligación del contratista era negociar en nombre de la ETB las tarifas y paquetes de pauta publicitaria en televisión, radio, prensa, vallas, etc., así como contratar, pagar y supervisar la efectividad de las estrategias comunicativas.

El cobro por el servicio durante los dos meses de ejecución del contrato fue de 0%, la tajada debió ser bastante con el solo hecho de intermediar en semejante pastel para no cobrar honorarios.

Sobre ese mismo contrato se firmó un otrosí que modifica el valor y los honorarios, la comisión pasa del 0% al -1.61% (Sí, negativo) y el valor de inversión sube de 2.500 a 10.500 millones, más de cuatro veces el valor original.

Es muy curioso que el contrato fuera entregado con un valor de apenas 2500 millones, cuando la misma Lowe and Parrtners SSPM, en su junta directiva del 9 de octubre de 1998, autorizó al gerente general para “hacer postura” hasta por 20 mil millones.

El 30 de diciembre se firma un segundo otrosí que prorroga el contrato hasta el 30 de junio de 1999.

El 3 de mayo de 1999 se firmó un nuevo contrato, el 4200001014, con el mismo objeto, pero en este el contratante sí recibe un pago por 232 millones de pesos, equivalentes al 2.11% de los 11 mil millones de pesos de la inversión. Este contrato no tuvo límite de tiempo, dice estar vigente hasta el 31 de diciembre de 1999 o hasta que se agote el monto de inversión. El 27 de mayo se firma un acuerdo por medio del cual se cambia el número de la disponibilidad presupuestal y el 12 de noviembre de ese mismo año, actuando como representante legal José Miguel Sokoloff, quizás el publicista más reconocido del país, se hace una adición de 1500 millones. El mismo día se firma otra adición por 300 millones de pesos, curiosamente, a pesar de tener la misma fecha, la segunda adición es firmada por el otro representante legal de Lowe and Partners SSPM: Rafael de Guzmán Mora.

El 21 de diciembre de 1999, aparece un extraño acuerdo mediante el cual se corrige esa particular situación de firmar dos adiciones el mismo día y se afirma que el acuerdo tres fue firmado el día 3 de diciembre y no el día 12 de noviembre.

El siguiente es el contrato 98100432, nuevamente arranca en 2500 millones de pesos, en este, el porcentaje para Lowe and Partners SSPM fue de 7.65%. En diciembre de 1998 se firmó una prórroga y en febrero de 1999 se adicionaron al contrato 8000 millones más. El 16 de abril de 1999 Lowe and Partners SSPM recibe otro contrato, el 4200000930 con comisión del 7.65%, por 11.000 millones de pesos. Este contrato es modificado varias veces: la primera para incluir un IVA del 10% y luego se le adicionan 1500, 1800 y 10.000 millones respectivamente. El contrato 4200000930 al parecer tuvo otras adiciones, pero de esas aún no hay pruebas documentales.

¿Se entregaron a dedo?

Lowe and Partners SSPM ganó este megacontrato gracias a una supuesta evaluación objetiva realizada por la ETB, en esa “evaluación” compitieron cuatro importantes agencias: J. Walter Thompson, Toro, Lowe and Partners SSPM y C.B Publicidad.

De acuerdo con el documento firmado por la entonces subdirectora de promoción de larga distancia, Liliana Sotomonte (hoy gerente de mercadeo de publicaciones Semana) la evaluación se realizó de manera presencial; sin embargo, la agencia C.B. Publicidad manifestó en una carta firmada por su presidente Carlos Carvajal, en el año 2000, jamás haber entregado propuestas para el multimillonario contrato.

¿Cómo pudo llevarse acabo la evaluación, si por lo menos uno de los supuestos proponentes no participó? ¿Se la inventó alguien para llenar los requisitos?

 

Solo los contratos acá mencionados suman más de 47 mil millones de pesos, algo así como 160 mil millones de hoy. Enrique Peñalosa en 1998 se refería a la ETB como una carga para el Distrito. Igual que hoy, Peñalosa afirmaba que la ETB era ineficiente y se desvalorizaba cada día; sin embargo, lo que sí pudo hacer la empresa fue entregarle el contrato de la vida al hermano de su socio.

Rafael de Guzmán Mora, gerente general de Mullen Lowe SSP3 poco después de estos contratos se convirtió en socio de la firma. Cabe anotar también, que el señor De Guzmán aparece junto con los fundadores de la agencia: Francisco Samper y José Miguel Sokoloff en los Panamá Papers, como accionistas de Auya Inc., una sociedad creada en las Bahamas en 2010. Es importante aclarar que aparecer en el famoso listado no implica automáticamente una ilegalidad, pero siempre será mejor no estar. Mossack Fonseca, la firma de abogados protagonista del escándalo, ayudó a miles de clientes multimillonarios a esconder capitales, mediante sociedades offshore, para evadir impuestos o para blanquearlos. Los fundadores de Mossack Fonseca:  Juergen Mossack y Ramon Fonseca continúan en serios líos con la justicia de Panamá y Brasil por su participación en el escándalo de Lava Jato.

 

Es grande el manto de duda que de deja esa multimillonaria inversión en un rubro que asegura tantas lealtades como la publicidad, incluso los más crédulos han notado la inigualable ternura que los medios de comunicación profesan por el señor alcalde, si bien ese “amor” surge en algunos casos de razones ideológicas y de clase, es inocultable que en buena medida tiene que ver con la gigantesca bolsa de pauta que ha repartido en sus administraciones. ¿Cuánto dinero invierte en pauta hoy el Gobierno Distrital y bajo qué criterios se asigna? ¿Utiliza la Alcaldía su abultado bolsillo para influir en los medios, que son en últimas quienes reciben estas enormes sumas?

 

Mullen Lowe SSP3 responde

En una cordial conversación telefónica, el presidente de Mullen Lowe SSP3, Francisco Samper, manifestó a este portal que a pesar de no tener muy presente esta historia de hace casi 20 años, hasta donde recuerda el contrato se entregó por licitación. Así mismo, aclaró que en ese entonces crearon un consorcio con Initiative Media Colombia S.A, agencia que hace parte de su mismo holding, IPG. Según Samper, Lowe and Partners SSPM se encargó de la parte creativa, mientras Initiative Media Colombia S.A actuó como agencia de medios encargada de administrar la pauta.

En otra conversación telefónica, un poco menos cordial, Rafael de Guzmán dijo no tener muy presentes estos contratos, que a su juicio no se cuentan entre los más grandes de la empresa. Manifestó también que por lineamientos de la multinacional, su agencia prefiere trabajar con privados y que son contados los contratos con entidades estatales. Sobre las dudas que este portal planteó por la estrecha relación de su hermano Ignacio con el entonces alcalde Enrique Peñalosa, De Guzmán calificó la pregunta de absurda y fue enfático al afirmar que su hermano no tuvo injerencia alguna en la entrega del contrato. Sobre los Panama Papers aseguró no tener un peso en el exterior y haber reportado todas las actividades de la sociedad offshore a las autoridades nacionales.

 

 

Nota:

Esta investigación tiene como punto de partida una misteriosa publicación de la cuenta @Etica_Publica. Durante semanas he buscado por cielo y tierra a las personas detrás de la Fundación Ética Pública, pero nadie da razón de ellos. Quienes estén detrás de esa página llevan años denunciando la corrupción de Peñalosa, como lo prueba este comentario de 2011 hecho en un foro de Noticias Uno.

 

Carlos Carrillo

Carlos Carrillo

Director del portal Algarete.com.co. Diseñador industrial de la Universidad Nacional de Colombia (Bogotá), M.A. en Arte y diseño de la Universidad de Donghua (Shanghái)

@CarlosCarrilloA

Previous post

Francamente ¡Qué oso con Francisco!

Next post

El proletario que crea: Sobre Paterson de Jim Jarmusch

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *