BogotáCiudadMediosPolítica

¿Cojea La Silla Vacía con Enrique Peñalosa?

 

Por: César R. Cantor Bastidas
@cerob1

Desde hace varios meses he visto como La Silla Vacía ha informado sobre el tema de Bogotá con un rasgo poco objetivo hacia las acciones de la administración de Enrique Peñalosa, en este texto pretendo resumir esos rasgos que evidencian un sesgo a favor de la administración.

La Silla muestra a Enrique Peñalosa como un ejecutor sin tener evidencia.

100diías2

Desde los primeros 100 días de la administración La Silla ha mostrado a la Alcaldía como una alcaldía de ejecución, en ese momento La Silla se limitó a repetir las declaraciones dadas por la alcaldía donde mostraban como cumplidas las metas para los primeros 100 días, sin embargo no corroboraron la información; hoy podemos ver que ni en los primeros 100, 200  y 300 días de mandato se lograron esas metas, no aumentaron los cupos de la primera infancia, tampoco se descongestionaron las estaciones de transmilenio, no existió plan de choque para los habitantes de calle y no se resolvió el hacinamiento en urgencias, sin embargo la silla vacía lo presentó como verídico sin mayor sustento que la versión de la propia alcaldía.

Ambulancias

Otra forma de presentarlo como ejecutor se ve en este artículo sobre las ambulancias del distrito, el titular muestra una acción ya ejecutada pero al leerlo se observa que solamente es un plan.

Alcaldialocales

El siguiente ejemplo es el tema de las alcaldías locales, La Silla describió el año pasado la forma como se repartieron las alcaldías con una mezcla entre meritocracia y padrinazgo político, este año se han presentado pruebas de posible corrupción en la contratación hecha por las alcaldías, las pruebas las ha encontrado y presentado la Personería de Bogotá sin embargo para La Silla Vacía es Peñalosa el que “aprieta a los alcaldes locales“, esta visión de La Silla esconde el papel que tiene la metodología usada por la administración para escoger a los alcaldes locales, además  presenta al alcalde como quien tiene la iniciativa frente al problema, cuando realmente está respondiendo a gatas y sin un plan claro el desdeño administrativo que él no identificó a tiempo y que se da temprano, apenas transcurridos 15 meses de su gobierno ¿tiempo récord? (creo que ni con Samuel Moreno vimos algo así).

La Pepa del sesgo:

En estos días se ha conocido la posibilidad que el Consejo Nacional Electoral (CNE) bloquee las iniciativas para revocar al alcalde, los argumentos del CNE aún son desconocidos, sin embargo sabemos que la Alcaldía le dio poder al exmagistrado Humberto Sierra Porto para que representara al Alcalde ante el CNE y le presentara las tesis jurídicas de sustentan tal exabrupto constitucional, además crearon la Fundación Azul Bogotá como medio de propaganda para hacer eco de esas tesis.

Afortunadamente la fundación y el representante jurídico de la Alcaldía han encontrado en La Silla un espacio amplio para la reproducción de sus tesis en contra de la revocatoria, como se observa en los dos artículos publicados en la red cachaca por Fernando Florez miembro de la fundación o en este artículo donde el editor de La Silla expone la estrategia de la Alcaldía frente a la revocatoria, pero ademas no siendo esto suficiente en el único espacio que han dado en La Silla Vacía para el dialogo de “expertos” sobre el tema jurídico de la revocatoria se lo dieron  a Paul Bromberg (exalcade de Bogotá en remplazo de Antanas Mockus) y al exmagistrado Humberto Sierra Porto, sin que este último advirtiera a los televidentes que una semana después sería designado como el representante del alcalde y presentaría sus tesis ante el CNE (tesis que ya tenía claras para ese momento); aunque en el momento La Silla pudo no saber acerca de esa designación, era claro que el espacio estaba desequilibrado y no tenía una voz que presentara una visión distinta sobre el problema jurídico, es así como quienes se informan por medio de La Silla solo han visto la mitad del escenario sobre el tema jurídico de la revocatoria del mandato, la mitad que promueve la Alcaldía.

Eso mismo pasa en otros paneles de “expertos” de La Silla, por ejemplo: en el de Lagos de Torca donde los “expertos” eran personas que  han participado en el desarrollado del plan desde la perspectiva de Enrique Peñalosa, excluyendo así otras visiones y sin advertir a los televidentes de ese conflicto de interés, igual sucede con el panel del SITP donde llevaron al exgerente de transmilenio del primer periodo de Peñalosa, obviamente tampoco advirtieron ese conflicto de interés, así sucesivamente La Silla nos informa sobre la ciudad desde un solo punto de vista, el punto de vista de “expertos” afines al alcalde (¿será la misma forma como escogen sus fuentes?).

 

Por ultimo en el tema de la revocatoria la silla se arriesgó a realizar un detector de mentiras para este debate del programa Zona Franca entre Andrés Villamizar y Carlos Carrillo, aunque fue un ejercicio extenso y valioso que comprobó la veracidad de puntos claves de la revocatoria (como las mentiras en los títulos de doctorado de Enrique Peñalosa), dejo un sin sabor ya que una de las bases de ese ejercicio era revisar sobre lo que se dice explicitamente, sin embargo en varios puntos el editor hizo revisión subjetiva sobre lo que él creía estaban diciendo y en otros casos con evaluaciones erróneas o incompletas, en esta cadena de mensajes se lo hice saber al editor sin recibir respuesta.

Existen otros ejemplos pero me detengo acá, quiero dejar claro que hablo de sesgo y no de manipulación, en lo que he podido leer no encuentro una intención clara por direccionar los contenidos (aunque luego de resumir los sesgos en la selección de los expertos que invitan al programa de La Pepa de La Silla Vacía me queda la duda), por tanto pienso puede ser falta de rigurosidad y una visión cándida que tiene La Silla sobre el alcalde Enrique Peñalosa lo que ha llevado a este sesgo y además a que se convirtiera en un medio para la divulgación sin objetividad de los ataques que hacen desde la Alcaldía a las bases constitucionales de la participación ciudadana.

¿Ustedes que opinan?

PD: Si usted llega por primera vez a este portal debe saber que acá se ha hecho oposición argumentada a algunos objetivos del modelo de ciudad que propone el alcalde Enrique Peñalosa.

César Cantor

César Cantor

Previous post

Sobre la columna de Andrés Villamizar: Revoquemos la revocatoria.

Next post

Con otros ojos

3 Comments

  1. Fernando Silva
    Mayo 1, 2017 at 7:04 pm — Responder

    Mientras “Al garete” no se deje cooptar, que importa lo que diga la silla vacia.

  2. Selena
    Mayo 2, 2017 at 3:33 am — Responder

    Y será que ese sesgo de La Silla Vacía tiene que ver conque el papito de Juanita León, directora y dueña del portal, fue aportante de la campaña de Penalosa? Será necesario que lo averigüe Vargas?. Y no sería extraño que La Silla defendièse los intereses en común que pueda tener con el gomelo, petulante y grosero alcalde, raro sería si hubiëse un medio diferente a Algarete, que no perteneciése a la larga galería de medios sesgados a favor de la alcaldía “NO MEJOR PARA TODOS”.

  3. Memphe Oz
    Mayo 7, 2017 at 10:50 am — Responder

    Sera que tiene algo que ver con que el conglomerado Quala halla aportado a la campaña de Enrique Peñalosa. Juanita Leon que es la directora de la silla vacia es miembro de la Familia dueña de tal conglomerado. No se cosas que a uno se le ocurren.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *