NacionalPolítica

Los mitos de Ser Pilo Paga: ¿Por qué no debe ser política de Estado?

Recientemente Santos presentó al Congreso el proyecto de Ley 258 para convertir «Ser Pilo Paga» en política de Estado. Estos son los mitos sobre este programa y los motivos para rechazar enfáticamente esta iniciativa del Gobierno para privatizar la educación superior.

Mito 1: “Son 40.000 becas para estudiantes de escasos recursos”

No son becas, son créditos condonables. Los «Pilos» tendrán que pagar de por vida un millonario crédito con el ICETEX en caso de desertar por cualquier motivo, en un país en que 46.05% [1] de los estudiantes no culminan sus estudios. Esta deuda será literalmente impagable dada la condición socioeconómica del endeudado y su familia. Vale la pena decir que el Ministerio no ha publicado la cifra de deserción de los Pilos. El panorama empeora porque el ICETEX ha retrasado la entrega del subsidio para sostenimiento de los Pilos al punto de que este año se consignó el penúltimo mes del semestre [2], situación que aumenta la probabilidad de deserción y por ende, de endeudamiento ¿Coincidencia?.

Mito 2: “Las Universidades públicas también se verán favorecidas”.

Hoy el 94,5% [3] de los recursos de SPP desembocan en Universidades privadas y el proyecto para hacerlo política de Estado, elimina la restricción de que únicamente las Universidades acreditadas reciban pilos. Ahora cualquier institución, que a juicio del MEN haga “esfuerzos por acreditarse de alta calidad” o tenga algún programa acreditado, recibirá cuantiosos recursos.

Las políticas públicas se evalúan por sus consecuencias y no por sus intenciones. El objetivo es claro: como hoy las universidades de socios extranjeros con ánimo de lucro no tienen acreditación institucional de alta calidad, Santos flexibiliza los requisitos para entregar recursos públicos a estas universidades de mala calidad o “de garaje”, mientras las públicas se derrumban. Su objetivo es financiar universidades privadas, extranjeras con ánimo de lucro.

Mito 3: “Es un avance importante en la cobertura de la Educación Superior”

En general, de cada 100 estudiantes que se gradúan de secundaria únicamente 28 acceden a una universidad y sólo 14 se gradúan [4]. Año a año cerca de 300.000 estudiantes no acceden a la Educación Superior. Estas cifras muestran que el panorama de los bachilleres de Colombia es desesperanzador y, por, sobre todo, que este programa de únicamente 10.000 cupos, no impacta significativamente la cobertura dado que solo llega al 2% de los bachilleres al año. SPP no garantiza el derecho a la educación superior; si este fuera el objetivo del Gobierno, la forma de conseguirlo ya existe: financiando plenamente la educación pública.

Mito 4: “SPP es un programa adicional, no reemplaza las Universidades Públicas”.

Colombia enfrenta una profunda crisis económica que obliga al país a decidir cuáles serán sus prioridades en el gasto. En solo 4 años la plata de los créditos de Ser Pilo Paga superará en medio billón de pesos los aportes anuales del Gobierno Nacional a todas las universidades públicas [5], que abren sus puertas a 600.000 de estudiantes [6]. Lo más grave es que este programa no solo es muy costoso, sino que le quita recursos a las Universidades Públicas, mientras estas se derrumban por la asfixia presupuestal a la que el Gobierno las ha sometido durante los últimos 24 años y cuya consecuencia principal es un déficit de 12,5 billones.

Tras aumentar el impuesto CREE -que en principio sería exclusivamente para IES públicas- Santos entregó el 75% de estos recursos a financiar SPP: 440mil millones menos para las públicas. En esta misma vía y a pesar de que anunció que destinaría 0,2% del nuevo IVA a la financiación de IES públicas, el Gobierno Nacional reglamentó a escondidas que estos recursos deberán “compartirse” con SPP, lo cual significa que progresivamente se destinarán en su mayoría a este programa, la pérdida podría alcanzar los 520mil millones menos para las públicas [7]. Tan es así que el SUE ya prepara una demanda por inconstitucionalidad del desvío de recursos públicos para universidades privadas [8].

Está probado que, acatando fielmente directrices de la OCDE, el Gobierno pretende asfixiar presupuestalmente a las Universidades Públicas con el claro propósito de endeudar a cada estudiante que anhele acceder a la Educación Superior. Mientras tanto, los Estudiantes volveremos a las calles para defender con movilización pacífica nuestro derecho, tumbaremos este proyecto de Ley que convierte SPP en política de Estado como lo hemos hecho antes y exigiremos que los créditos de los actuales Pilos sean becas reales. ¡No seremos una generación inferior a nuestros retos!

 

 

1 (2016). Boletín de educación superior en cifras. http://www.mineducacion.gov.co/1759/w3- article-358136.html

2 https://www.youtube.com/watch?v=-idaTEKAScI El 15 de Marzo se pagarán los subsidios de Ser Pilo Paga. RedMasNoticias.

3 http://www.rcnradio.com/nacional/criticas-pilo-paga-financiar-educacion-privada-recursos-publicos/

4 (2016) Estadísticas de Educación Superior. SNIES

5 http://www.elespectador.com/noticias/educacion/los-alcances-del-ser-pilo-paga-son-excesivamente-limita-articulo-600089

6 (2016) SNIES íbid.

7 http://www.universidad.edu.co/opinion/index.php/14521-como-estan-desfinanciando-la-educacion-superior-publica-en-colombia

8 http://www.universidad.edu.co/index.php/noticias/14756-sue-demandaria-como-inconstitucional-desvio-de-recursos-publicos-para-universidades-privadas

Jennifer Pedraza

Jennifer Pedraza

Representante al Consejo Académico por @AvanzaUN

Previous post

Comparte la posverdad

Next post

Reseña de cine: El ciudadano ilustre | Dir. Duprat y Cohn (2016)

1 Comment

  1. Fernando Silva
    Agosto 16, 2017 at 3:44 pm — Responder

    Si fueran Repilos “pasarian” los examenes de admisión de las Universidades públicas ( Nacional, Antioquía, Valle, UIS…).

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *