Política

Twitter: una policromía de cuentas falsas

No es lo mismo crear un ejército de cuentas falsas desde la Alcaldía Mayor (con recursos públicos) que hacerlo desde la sala de la casa, pero las cosas hay decirlas como son: un fake no es menos falso por tener la foto de Bateman. Lo que se condena de un lado no puede tolerarse del otro. 



Por:@CarlosCarrilloA

Con el advenimiento de las nuevas tecnologías, en todos los países relativamente libres, los medios tradicionales están atravesando por una dura crisis, no solo de credibilidad sino económica. Los periódicos impresos ya parecen utilería para película de época y la televisión, aunque sigue ejerciendo un poder enorme sobre las masas, se ve constantemente superada por la inmediatez de la redes.

El monopolio de la información se está desvaneciendo, hoy en día cualquiera puede escribir; no se necesita ser nieto de expresidente, ni tener contactos, solo un computador y algo que decir, y eso está cambiando para siempre la política. Si los “loquillos” de las redes sociales no fuéramos peligrosos para el statu quo, el poderosísimo gobierno chino no temblaría de miedo ante la posibilidad de que Facebook y Twitter provoquen en cuestión de minutos un segundo Tiananmen, si la amenaza no fuera real no existiría el Great Firewall, ni la Alcaldía Mayor haría el ridículo robando fotos de Instagram y Facebook para sus perfiles falsos.

Colombia, a pesar de su sorprendente capacidad para sustraerse del progreso del mundo, no ha sido la excepción, por eso muchos periodistas están dando el salto a lo digital, algunos en defensa de las misma viejas agendas económicas, pero en la red compiten en igualdad de condiciones contra quienes exigimos un cambio. Esta migración a lo digital es imparable y por eso es imperativo que los nuevos medios no hereden las malas costumbres de sus antecesores corporativos.

Como dije en mi artículo anterior, estas estrategias de comunicación no son monopolio de una tendencia política. Por estos días el portal Kien y Ke (Le quedaría mejor el nombre Kike y Ke) de Edgar Artunduaga publicó un artículo al respecto titulado: Propaganda negra contra Peñalosa en Twitter (ver artículo). Artunduaga, como de costumbre, sale en defensa de la Alcaldía y denuncia unas cuentas “sospechosas” dedicadas a promover una campaña de propaganda negra en contra del alcalde con los numerales #PeñalosaMeRobaron y #LasMentirasDePeñalosa.

Lastimosamente el señor Artunduaga no dice una palabra de la gigantesca red de cuentas falsas que los bogotanos pagamos con nuestros impuestos, pero tiene razón en cuanto a la estrategia de redes del portal Venga le cuento, es evidente que este portal, de tendencia claramente progresista, está utilizando una estrategia muy similar a la de la Alcaldía.

Artunduaga denuncia algunas cuentas como @YoSoyEstudiante, @BarriosInocenci, @danit4523 y @Andreita_Guti, estas cuentas ya no están activas pero efectivamente existieron y aún pueden rastrearse por el cache o con sus nuevos nombres @VLCMundo@RedesVLC@VLCDiseno.

screen-shot-2016-11-21-at-9-02-25-pmscreen-shot-2016-11-21-at-8-56-25-pmscreen-shot-2016-11-21-at-8-58-12-pm

Al igual que las cuentas de la Alcaldía, estos bots son gestionados por medio de programas como TweetDeck, Crowdfire, etc., para generar contenidos idénticos con un solo clic. Algunas de la cuentas generadoras de spam son:

‏@dianamorales468, @laupin5eda, @paulacevedo852, @SoniVasquez, ‏@CristianSalmanc, @AlvaritoSuarez5, @PortalVerdeVLC, @Sofa1Penagos, ‏@construirco, @jennspinoz, @kimsuarez314, @AdriCastil, @NataliaCortez55, @Hoyos17Diego

Tal vez la diferencia más notable con las cuentas de la Alcaldía es que la administración distrital es superficial hasta para crear cuentas falsas, todos sus fakes son guapos.

La denuncia de Kien y Ke señala un hecho real: VLC promueve numerales con cuentas falsas, pero oculta por completo que el Distrito (a quien defiende a capa y espada) hace lo mismo pero en grande y con recursos públicos. La nota de Artunduaga recuerda las declaraciones del senador Carlos Fernando Galán, quien hace unos meses en un acto de desfachatez sin limites, salió por los medios más importantes del país a denunciar los falsos títulos del alcalde de Mosquera (Escuchar la W). Así es esta Administración, ¡cínica hasta la médula! saben que con la complicidad de la gran prensa pueden ocultar sus escándalos mientras salpican lodo a manos llenas.

¿Qué clase de periodismo es el del portal Kien y Ke?  Artunduaga tiene una larguísima trayectoria como político y periodista, pero en estas cuatro décadas no ha sido capaz de aprender que un periodista debe buscar la verdad, no rebajarse a ser un simple escribano del poder. ¿Puede tomarse en serio un periodista que desde la comodidad de su tribuna es capaz de levantar el dedo inquisidor en contra de unos actores menores, pero guarda absoluto silencio sobre los comportamientos de su amigo el alcalde todo poderoso?

¿Qué dice VLC?

Durante días he tratado de comunicarme infructuosamente con el director del portal, Gabriel Benavides, excandidato al Concejo por el movimiento Progresistas; pero ni por Twitter, ni por teléfono he recibido respuesta. En mi opinión es mucho más grave que estas estrategias se hagan desde la Alcaldía, en especial el desprestigio a la oposición, pero el señor Benavides también aspiró a un cargo público; entonces, no puede uno dejar de preguntarse qué pasaría si hubiera salido elegido concejal ¿Posicionaría tendencias a favor de sus proyectos de acuerdo con su red de bots?

Como respuesta a la columna de Artunduaga el portal VLC publicó un artículo en el cuál niega estar empleando esas estrategias (Ver artículo) pero las pruebas son incontrovertibles.

Algunos de los numerales promovidos por esta red de cuentas falsas son: #LaLora, #VengaLeCuento, #MentirasDeKike, #LaLoraTV

vlc bot.jpgEs imposible que un medio sea completamente aséptico en términos políticos, cada medio tiene una línea editorial; ahora bien, tener una postura política no implica, ni mucho menos, torcerle el pescuezo a la verdad. Un medio de comunicación digno de ser tenido en cuenta es aquel que, más allá de sus inclinaciones ideológicas, se preocupa por tratar la información con rigor. Ojalá el futuro del periodismo en Colombia no se contagie de la vileza de muchos veteranos periodistas como Edgar Artunduaga, y entienda que a lo único a lo que debe hacerle venia es a la verdad.

@CarlosCarrilloA

Al Garete en Facebook

Carlos Carrillo

Carlos Carrillo

Director del portal Algarete.com.co. Diseñador industrial de la Universidad Nacional de Colombia (Bogotá), M.A. en Arte y diseño de la Universidad de Donghua (Shanghái)

@CarlosCarrilloA

Previous post

¡Se repite la historia! La Alcaldía de Bogotá al servicio de los negocios.

Next post

¿ALObien toca pavimentar la reserva?

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *